RB LINENSE 1-0 ÉCIJA BALOMPIÉ

La Balona logra un triunfo que puede ser de oro

Los albinegros tiran de casta y orgullo para derrotar al Écija, con el que reducen la distancia a cinco puntos y ponen a su favor el 'goal average' particular Manrique anota el tanto de los locales, que perdonan y acaban sufriendo

Escrito por Francis Heredia el 26-01-2009 a las 12:12
Vota:
Votos:
La Balona logra un triunfo que puede ser de oro

La Real Balompédica Linense se aferra a sus posibilidades de permanencia. Y no lo hace de cualquier manera, sino tirando de todos los atributos que históricamente la han convertido en la Recia y abanderada por un linense pleno de honradez, Ismael Chico, que además de capitán se convierte en el espíritu de un grupo que a base de casta, coraje y orgullo demostró ayer a sus incondicionales que su equipo aún está vivo. Quizás más que nunca.

Y es que la victoria de ayer no se queda en una más. Es mucho más que eso. Es la que acerca a los linenses a cinco puntos de su objetivo, la que deja herido de muerte a un rival directo, la que pone a su favor el 'goal average' particular con el Écija, pero, sobre todo, la que lima asperezas entre afición y equipo y demuestra que, sin van de la mano, aún se puede conseguir la no hace mucho utópica permanencia.

La victoria de ayer debe ser ese punto de inflexión que todos esperaban pero que nadie se atrevía a marcar. Un pilar en el que cimentar una reacción que a buen seguro estará llena de sufrimiento, pero que debe mantener el honor de un equipo casi centenario en la categoría de bronce del fútbol nacional. Al menos hasta el último minuto. Hasta el último aliento.

Lo cierto es que el fútbol, siempre caprichoso, quiso que la segunda victoria albinegra llegara en uno de sus peores partidos como local. Como mínimo el menos vistoso en cuanto a juego.

El encuentro fue feo en su totalidad, con dos equipos que tampoco pudieron hacer mucho más ante el desastroso estado que presentaba el terreno de juego, bastante afectado por la lluvia, lo que lo convertía en un enemigo en cualquier jugada sin aparente peligro.

Esto condicionó sin duda el choque, que careció de continuidad ante los excesivos balones en largo y las continuas imprecisiones en la entrega.

Pese a ello, el dominio inicial fue del Écija, que se adaptó mejor a las condiciones del choque y buscó con mayor criterio la portería de David Pérez, que volvía a la titularidad.

Así, en los primeros siete minutos los sevillanos gozaron de dos claras ocasiones para adelantarse en el marcador, pero primero Angulo remató a gol en posición antirreglamentaria, por lo que el tanto quedó invalidado, y poco después un disparo muy ajustado desde la frontal de Requena se marchó rozando el palo izquierdo de la portería linense.

Con el paso de los minutos la Balompédica se fue asentando en el terreno de juego gracias al buen hacer de Carlos Guerra en la parcela central, la solvencia de Ismael Chico y Diego en los laterales y la verticalidad de Borja, que se encargó de crear todo el peligro de su equipo por la banda derecha.

Claro está que la tarea se falicitó cuando a los 23 minutos Jesús Rubio veía su segunda cartulina amarilla en cinco minutos y se tenía que marchar a los vestuarios. Una expulsión tan absurda como justa que dejó muy tocados a los visitantes, que comenzaron a temblar y a dar pasos hacia atrás con cierto descaro.

La Balompédica aprovechó las dudas de su rival y adelantó líneas. Así, Diego Galiano avisó en el minuto 33 con un disparo ajustado al larguero desde la frontal, mientras que en la siguiente acción una combinación perfecta entre Borja y Miguélez acabó con un disparo seco de Carlos Guerra que rozó el palo de la meta de Luque.

En pleno dominio local, Miguélez tuvo la inspiración en sus botas (y mucho de picardía) para trazar un pase genial en una falta hasta la posición de Manrique, que la enganchó a la media vuelta para batir al meta sevillano.

El tanto terminó por lanzar a los de Baby y causó el efecto contrario en los de Buenaventura, que se vinieron abajo y a punto estuvieron de encajar el segundo dos minutos después en una jugada de Carlos Guerra por la banda derecha que ni Manrique ni Zurdo acertaron a rematar con todo a favor. Eso permitió que los sevillanos se marchasen 'vivos' al descanso.

En la segunda mitad los albinegros continuaron a lo suyo, marcando el ritmo del partido y jugando casi todo el tiempo en campo rival, aunque no terminaban de dar esa 'puntilla' necesaria para acabar con el rival.

Y eso que opciones tuvieron para ello, como un disparo de Diego Galiano que Luque sacó de la misma escuadra en la parada de la tarde, o una jugada de equipo que acabó con Borja encarando en solitario la portería sevillana y mandando el esférico fuera con todo a favor.

Pero la Balona se empeñó en animar el choque y Manrique emuló la absurda expulsión anterior con otra muy similar que niveló las fuerzas de ambos contendientes. Lástima, porque el partido del granadino estaba siendo para enmarcar.

El Écija se marchó hacia arriba y la Balompédica, que acusó en exceso el mazazo, trató de amarrar el resultado.

Tocaba sufrir de nuevo.

Los de Baby comenzaron a defenderse como gato panza arriba, e incluso tuvieron sus opciones con la velocidad de Joseph por la izquierda, quien tuvo dos claras oportunidades para sentenciar, sobre todo la primera, que Luque evitó con otra intervención 'made in' la casa.

Cierto es que los visitantes también tuvieron cerca el gol en el minuto 79 un centro desde la izquierda fue rematado por Manolo en el segundo palo con todo a favor, pero incomprensiblemente su disparo se marchó fuera por muy poco.

Entonces la afición linense rugió, dio alas a su equipo y los jugadores se fajaron hasta la extenuación para ganar la primera gran final de la temporada.

Real Balompédica Linense: David Pérez, Diego Galiano, Ismael Chico, Alberto, González, Carlos Guerra, Borja (Marín, minuto 75), Juli Ferrer, Manrique, Miguélez (Coco, minuto 90) y Zurdo (Joseph, minuto 62).

Écija Balompié: Luque, Pedro, Óscar, Luna, Aitor Ramos (Royo, minuto 61), Requena, Angulo, Jesús Rubio, Jano (Belforti, minuto 33), Mario (Manolo, minuto 70) y Rober.
Goles
1-0, minuto 38: Manrique.

Árbitro
Jesús Gil Manzano (Colegio extremeño). Amonestó a los locales Alberto y Miguélez, y a los visitantes Pedro, Angulo, Óscar y Mario. Expulsó por doble amarilla al sevillano Jesús Rubio, en el minuto 23, y al albinegro Manrique, en el minuto 66.

Estadio
Unos 1.500 espectadores en el estadio Municipal de La Línea. Terreno de juego en malas condiciones y con grandes charcos en una de sus esquinas.

Incidencias
Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de cuatro menores en Sant Boi a causa del temporal.

El mejor: Ismael Chico
El canterano es el estandarte y pulmón de este equipo. Su honradez le hace grande y desempeña su función en cualquier ubicación.

Compartir -

Añadir a del.icio.us

Añadir a digg

Añadir a technorati

Añadir a yahoo

Añadir a meneame

BLOGS

Daniel Anelo
La Voz Digital

RSS

© LVCD S.L.U.
Glorieta de la Zona Franca s/n. Edificio Glorieta, 11011 Cádiz
Tlf_956240900 - Fax_956253216 C.I.F.: 72000888

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

Contactar | Mapa Web | Aviso legal | Política de privacidad